Historia del CPC

Héroes anónimos.
La historia del Amstrad CPC.

 

Creación: 4 de diciembre 2006.

Nota: Esta historia está sacada directamente de la revista Amstrad User, edición española, números 2, 3, 4 y 5. Como ya se sabe que los hijos de uno nunca son feos, tómese con prudencia lo aquí expuesto, y compleméntese si es posible con otros medios.

Héroes anónimos 1


El Amstrad CPC464 fue un ejemplo de do pequeño es bello, y ésta es la historia del diseño original de Mark-Eric Jones y de como ocurrió.

Arnold fue ideado en enero de 1983 con la forma inimitable Amstrad de hacer las cosas, la mayor parte de los moldes de plástico estaban diseñados y mecanizados para abril de 1983. Desgraciadamente, los padres del diseño del circuito original no conocido da forma Amstrad de hacer las cosas. y descubrieron que aquello era más de lo que podían digerir. Mientras tanto, Amstrad se impacientaba con la terminación de las cubiertas y de los prototipos de monitor. En agosto, Amstrad decidió que ya era suficiente y nombro un nuevo equipo de dirección técnica del proyecto, dirigido por Roland Perry. para que se hiciera carga del diseño electrónico. Después de un breve examen del trabajo original (basado en 6502, 64 K de RAM y tan excitante como un VIC 20), el diseño del circuito se descartó para cambiario por un sistema basado en el Z80. De hecho, el equipo de dirección del proyecto reunió a expertos en hardware y software con tantos años de experiencia en el Z80 como las principales empresas de ordenadores podrían desear para si. Tanto MEJ Electronics como Locomotive Software alimentaban secretos deseos de poner a prueba en el mercado sus propias filosofías de diseño de ordenadores caseros. MEJ, con una economía de diseño hardware que se adaptaba muy bien a le filosofía de Amstrad (su coste era considerablemente menor que el del "Vic 20" original de 64 K) y Locomotive, cuya experiencia en interpretes de BASIC y en el Z80 era legendaria entre el pequeño círculo que entonces apreciaba se talento.

La antigua empresa

Jones y Locomotive ya hablan trabajado juntos anteriormente en la empresa Data Recall cuyo procesador de textos Diamond adquirió una reputación envidiable en las oficinas mas prestigiosas del país. Pero las cosas funcionan en la industria de modo que el cerebro del proyecto consideró la vida independiente como la opción mas atractiva y creó consultores independientes para hardware y software.

Una red de contactos que se remontan a le Universidad condujo a Roland Perry a contactar con Locomotive Software que, a su vez, recomendó a MEJ Electronics. Se acordó una reunión para agosto del 83 donde los participantes expusieron sus planes para el proyecto. Le impresión que causaron a Amstrad fue tan buena como para contratar los servicios de MEJ Electronics, lo que posteriormente se ha convertido en estrecha asociación que ha creado diseñas de productos muy innovadores, confundiendo e muchos observadores y críticos que tenían reservas sobre el lugar de un especialista en electrónica de mercado tan claramente «techy» (una estupenda expresión norteamericana que significa "orientado técnicamente") como es el negocio de los ordenadores personales/caseros.

Amstrad se impuso un apretado calendario para la entrega de los primeros prototipos y también adoptó la idea de usar una matriz lógica programable (PLA, circuito integrado e le medida) en vez de unos 35 paquetes TTL como en el diseño original. Después de pasar el obstáculo inicial de obtener la aprobación para la idea del OLA, Mark Jones consiguió introducir otros 30 Circuitos integrados TTL -«equivalentes» en el diseño la diferencia de coste era mínima, pero las mejoras en el rendimiento considerables-.

Teniendo en cuenta los problemas que hablan tenido otras fabricantes al intentar emplear estas técnicas, se hicieron 50 prototipos con un PLA y otros 50 con simuladores. Las tarjetas simuladoras eran del mismo tamaño que la tarjeta final del ordenador, y contenían aproximadamente tres veces mas circuitos integrados (aunque todo el simulador estaba enchufado en un conector de 40 puntas de la tarjeta principal).

Esto demostró fuera de toda duda que el diseño básico funcionaba y aseguraba existencia de modelos que permitían comenzar enseguida el diseño del software. con tantos nobles en una PLA es de gran ayuda saber que los problemas no se deban al diseño original.



Héroes anónimos 2

Una oficina en el primer piso de un edilicio que da a un matadero en Dorking (Surrey), no es el lugar donde esperaría encontrar una de las principales compañías de software de Gran Bretaña. Menos característico si cabe es el reducido número de personas encargadas de crear el firmware para la gama de ordenadores Amstrad. La empresa es, por supuesto. Locomotive Software.

Trabajando en un entorno extremadamente modesto, Richard Clayton, uno de los dos directores fundadores de Locomotive, y su equipo han logrado un historial en la producción de software de alta calidad. Y no es posible Subestimar la contribución de Locomotive al micro Amstrad. Richard Clayton y sus compañeros son el poder que sostiene la corona. Son los investigadores anónimos. Y a ellos les gusta así.

Richard Clayton es, en apariencia, la imagen estereotipada de un programador. Con pelo largo y barba, parece más un adicto al terminal, cuya idea de diversión consiste en abrirse paso en un listado de 1.000 líneas, que el director adjunto de una triunfante compañía de software. Pero las impresiones licitas son engañosas y las horas en su compañía dejan al oyente admirado.

Ayudando a Richard Clayton está Howard Fisher, que había trabajado en Acorn Computers Ltd., fabricantes del micro BBC, donde dirigía el grupo de sistemas de gestión. Con un total de ocho empleados, incluyendo a Richard y compañero de dirección Chris Hall, Locomotive esta formada por un grupo de gente muy unida, que tienen más cosas en común que la empresa. Su relación comenzó hace muchos años y la historia que hay detrás de la empresa es tan interesante como el software que escribe.

Richard y Howard se encontraron por primera vez en octubre de 1971 en el Churchill College, Cambridge, donde Richard estudiaba Matemáticas, y Howard, Informática. Richard parece bastante orgulloso del hecho de que lo expulsaran de Cambridge, pero esa primera vez en octubre de 1961 con Howard y algunos de los demás miembros del equipo resultaría ser la base de una empresa que se formaría doce años después. Otro factor común que une al equipo de Locomotive es que todos han trabajado (con una excepción) en un momento u otro, para la compañía Data Recall, una de las primeras que produjeron un procesador de texto. Richard Clayton trabajo en Data Recall unos ocho años, mientras se graduaba en Informática en la Universidad de Manchester. Y esta vez no sólo terminó, sino que fue el primero de su «collage». Fue en esta época cuando Richard Clayton conoció a Chris Hall (después su compañero de dirección) a quien presentó en Data Recall, donde Chris empezó a trabajar posteriormente. Aunque ellos no lo sabían entonces, el equipo de Locomotive se estaba formando. La venta de Data Recall condujo a Richard y a Chris a hacer lo que hablan pensado durante mucho tiempo: su propia empresa. Con la cesión de Data Recall, Howard Fisher dejo la compañía para entrar en Acorn Computes.

En aquellos momentos, Acorn necesitaba un interprete de BASIC para incluirlo en su paquete del CP/M para Z80. No es ninguna sorpresa decir que Richard y Chris obtuvieron el contrato para producir el BASIC. Ese contrato les proporciono la base financiera sobre la que crear una compañía. Así nació Locomotive.

El primer producto importante de Locomotive fue el intérprete de BASIC -Mallard, que vendieron a Acorn para su sistema Z80 CP/M. ¿Por qué "Mallard.' Bien. el récord del mundo de velocidad para una locomotora de vapor lo tiene la LNER 4-6-2, nº 4.468, que transporto siete vagones de 240 toneladas más de un cuarto de milla, a 126 millas por hora, el 3 de julio de 1938. ¿El nombre de la máquina? Lo adivinaron: Mallard. ¿Quién dice que el manual de Amstrad no es instructivo?

En esta época. Richard Clayton nunca imaginó la que les reservaba el futuro. Dice Richard: "si alguien si no hubiera dicho en ese momento que escribiríamos software para un ordenador importante, nos hubiéramos reído. Pero lo escribieron y su continuada relación con Amstrad se debe al éxito de su software en la serle de ordenadores Amstrad La participación de Locomotive en el proyecto CPC 464 empezó muy pronto y es su Influencia lo que ha hecho al ordenador como es hoy. Sin embargo, según se acercaba la terminación de la máquina todavía habla un problema. ¿Que problema? .Bien, dijimos que la máquina era estupenda. el resto del equipo dijo que era estupenda. de hecho todo el mundo pensaba que era estupenda ¿es eso un problema? Continúa Richard "En aquella época. Amstrad conocía poco el mercado de ordenador domésticos. Todos los que participábamos en el proyecto estábamos de acuerdo, pero esto era un poca preocupante, porque esa opinión podía no ser completamente objetiva. Por esto, Amstrad decidió que un experto de fuera viera la maquina.

El experto al que Amstrad acudió no fue otro que Guy Kewney, el periodista de PCW. Entonces. Justo después de Navidad (1983). envíe una de las primeras. versiones del ordenador a Mr. Kewney y pasé le tarde mostrándoselo -dice Richard-, estaba impresionado y escribió un informe sobre lo que le gustaba y un par de cosas que no le gustaban de la maquina. Después de eso, en Amstrad se convencieron de que tenían realmente un campeón, y ahora, claro, todos lo sabemos.

Una cosa que me impresionó cuando se presento el 464 fue la disponibilidad inmediata de un manual detallado de firmware, algo más prácticamente desconocido para cualquier otro micro casera, use rabio previsto esto desde el principio? Richard Clayton sonríe y responde a mi pregunta explicándome como escribieron su programa. «Nosotros escribimos programas de una forma muy extraña, realmente muy extraña. Escribimos muchos comentarios en el código»-dice Richard-. Sobre Iodo delante de cada rutina, diciendo lo que va a hacer, los registros que utiliza, cuales son alterados. etc.

El resultado de esto es que cada bit de código en firmware esta documentado. Por lo tanto, con esas largas cabeceras antes de cada rutina, Locomotive solo tenia que editar sus comentarios. En realidad, Bruce Godden, que era responsable de gran parte del firmware casi tardo tres meses con dedicación exclusiva en escribir el manual porque había que documentar muchos otros detalles introductorios. pero la existencia de los comentarios en cada rutina permitió que el trabajo se hiciera más rápido de lo que hubiera sido en otro caso.

La necesidad de documentación detallada también se debió a otros motivos. Las políticas de mercado de otras compañías de ordenadores habían mostrado el vacío entre el lanzamiento de un ordenador y la disponibilidad de software para este. Probablemente sea cierto que el éxito definltivo de un ordenador, independientemente de su hardware, se debe principalmente a soporte de software. Locomotive su Amstrad eran conscientes de que en el momento del lanzamiento de la maquina debía haber una amplia gama de software disponible.

Para conseguir esa cantidad de soporte Independiente debía existir la Información necesaria para las empresas de software que tenían las maquinas prototipo. Esto y la necesidad de proporcionar información detallada al publico convirtió al manual del firmware en la guía definitiva de funcionamiento del CPC 464, Esta política abierta de información fue, sin duda, la decisión correcta y el mundillo de Ia industria de los micros la consideraron una base importante del sistema Amstrad.

La relación de Amstrad con Locomotive siempre ha impresionado a Richard Clayton. Cuando se toma una decisión, se mantiene y Amstrad es una empresa que cree en los plazas limite. Al principio del proyecto, Amstrad decidió una fecha, varios meses después para que el sistema operativo estuviera grabado en la ROM. "Esas eran las reglas -dice Richard-, desde comienzos de septiembre teníamos una pizarra y cada semana cambiábamos el número de semanas que nos quedaban. de modo que siempre sabíamos dónde estábamos. Sin embargo, descubrimos que Amstrad se habla referido a cierto fin de semana y nosotros creíamos que se refería al principio de la semana siguiente, por lo que perdimos un fin de semana para terminar el trabajo. Ni eso, ni ninguna otra cosa impidió que Locomotive terminara a tiempo - continúa Richard-, «mira, llegó la fecha y el sistema operativo estaba en la ROM».

Escuchando la descripción de Richard Clayton del desarrollo del Basic y del firmware parece que todo fue demasiado fácil. Seguramente no todo fue tan sencillo. Richard insiste en que si. Escribir algo tan grande como el firmware del 464 habrá supuesto largas horas de trabajo difícil, pero no hubo prácticamente problemas. Una de las principales dificultades que él recuerda es cuando el cableado de los magnetofones de algunos prototipos resultó ser distinto del de la versión final, lo que Impidió que pudieran carga su propio software. Locomotive desarrolla su código sobre IBM PC, que usan para editar sus programas. No hay nada vistoso en la oficina o en la gente que allí trabaja. Richard esta orgulloso de no tener secretaria. «Si hay que mecanografiar una carta, lo hacemos nosotros mismos». Las categorías se usan raramente dentro de la empresa y tuve dificultades para sonsacarle a Richard su cargo real. Esto es típico de toda la estructura de Locomotive y todos los que allí trabajan comparten esa filosofía. No es Casualidad que el equipo de Locomotive sea una fuerza unida, que ha permanecido junto, de una u otra forma, desde mucho antes de que Locomotive se crease. Howard Fisher acaba de dejar Acorn para unirse a Locomotive como director de marketing, completando el equipo que se estuvo creando aquellos años en Cambridge.

¿Tienen ambiciones? En consonacia con todo le demás, en Locomotive están satisfechos de continuar como escritores de software. Es una profesión que conocen bien y ¿quién va a discutir eso? Pero al estar tan en la sombra tiene sus problemas, y la oscuridad no es el menor de ellos. El encasillamiento es otro factor que les puede molestar algo y esto se nota cuando se les pregunta por sus planes para el futuro, "nos gustaría ampliar la base de lo que escribimos. No queremos que se nos conozca únicamente como una empresa que puede escribir un Basic", dice Howard Fisher.

Locomotive nunca ha tenido que solicitar trabajo, éste siempre ha ido a ellos. Cuando la industria de los ordenadores esta pasando por una época agitada y de cambios, Locomotive, como Amstrad, está triunfando donde otros han fracasado.

Si hay héroes anónimos en el mercado de Amstrad, Locomotive puede reivindicar este titulo con justicia. Su equipo de escritores profesionales dedicados, logra crear con facilidad un software admirable. El software que han desarrollado y la forma en que trabajan es un prestigio para todos los programadores y una lección de cómo dirigir una compañía a de software. Sin ningún tipo de excusas por la broma, verdaderamente se trata de una empresa que va por la vía correcta.

Héroes anónimos 3


Fue en el verano del 83, poco después de que el presidente Alan Sugar decidiera cómo tenla que ser un micro Amstrad, llegó a mis manos un Commodore VIC-20 en el laboratorio de la compañía. ¡Un ordenador! (al menos yo entonces pensaba que eso era un ordenador), y, como sucede siempre que hay en perspectiva un producto Amstrad, se hizo una especie de lista para estar informados. Como no había nadie dentro de la compañía (incluido yo mismo) que supiera algo acerca de ordenadores, se arrojó una moneda, y me toco a mí realizar el agradable trabajo de enterarme de qué es lo que se puede y no se puede hacer con una máquina como esa. Hasta entonces Amstrad había conseguido una posición respetable e el mercado de equipos de alta fidelidad, Ns y videos, siempre con productos de bajo costo, a la vez que con mercados ocasionales, como el de radios CB o con aquellos grandes auriculares que tenían controles para regular los tonos graves y agudos (¿los recuerda?). Debo admitir que yo mismo me preguntaba entonces si los ordenadores domésticos iban a ser otra de esas locuras pasajeras. En cualquier caso, lo mío no es cuestionar al jefe, y a mi primera implicación con el ordenador Amstrad siguió una llamada telefónica de Roland Perry (AMBIT International), ¡efe del proyecta, sobre la necesidad de convenir 50 televisiones portátiles a color en monitores RGB.

ROLAND PERRY

En los dos o tres meses anteriores se habla puesto en marcha mucho trabajo, pero él estaba de acuerdo en hacer un estudio relámpago de posibilidades.

Se sondearon dos famosas casas de diseño en Cambridge y ambas declararon que la tarea era imposible. Parte del problema era que a Ambit no le estaba permitido mencionar el nombre de Amstrad -gracias a un acuerdo conjunto, nuestra entrada en el sector de las ordenadores personales era "secreto de estado hasta finales de año", y solamente entonces seria revelado-. Ademas, ambas casas estaban muy ocupadas con Sinclair Research y Acorn, por lo que no aceptaron el trabajo extra.

Mientras tanto, después de unas cuantas noches en «The Swan», en Brentwood High Street (el lugar de reunión durante muchas noches siguientes) y de un viaje a Dorking, el ahora famoso dúo de Locomotive y MEJ -ávidos de trabajo entra y muy deseosos de aceptar el desafío- colaboraron para determinar las especificaciones finales, que fueron dadas a conocer a Amstrad en Tottenham, solamente diez días después del contacto inicial con Ambit. El trabajo comenzó inmediatamente, con Ambit jugando el papel de director del proyecto, árbitro y coordinador general. Roland Perry se ocupó de todos los asuntos técnicos, supervisando el diseño, y lo que es más importante, haciendo cumplir el programa, mientras William Poel se dedicaba a la ardua tarea de convencer a las casas de software para que convirtieran sus juegos para ¡un micro más! Roland voló rápidamente al lejano Oriente (junto con Mark Jones y Bob Watkins, director técnico de Amstrad) para tratar con los fabricantes de chips sobre el abastecimiento de componentes a la planta de producción. Llevaron consigo un par de prototipos ) el diseño de hardware estaba finalizado, con un simulador especial que reemplazaba a la ULA) y una versión temprana del software. Por su parte, Locomotive Software estaba dando los últimos toques al ahora renovado BASIC y al sistema operativo. Las cosas se estaban moviendo.

Por ahora, el ordenador se conocía con el cariñoso nombre de Arnold (un programa de Roland), y los primeras prototipos, en un beige pardusco y con el gris de uniforme, comenzaron a aparecer en la compañía. Chris Anstey se unió al equipo en ese tiempo, ensamblando y testeando equipos Ambit. Gran parte de esos primeros Arnolds están prestando aún un importante servicio en AMSOFT.

Nos estábamos aproximando al invierno del 83. El ordenador podría ser lanzado en abril del siguiente año y Amstrad estaba ansioso por establecer una base razonable de software para ese momento, intentando tener unas cincuenta programa disponibles en el momento de la comercialización del ordenador. Se hicieron entonces cincuenta prototipos Arnold y la fotocopiadora se encargó da confeccionar otras cincuenta especificaciones de BASIC y del «firmware». El ordenador Amstrad estaba preparado para enviar a las casas de software que ye habían sido sondeadas con el estilo inimitable' de William Poel.

Se llamó a un par de coordinadores competentes. Entran en escena Sally Tyler y Gill Stevenson, del equipo original que formó Amsoft, una división de Amstrad que estableció Alan Sugar para buscar todos los periféricos y parafernalia que fuera posible para asegurar un mejor lanzamiento. AMSOFT, comenzó en una pequeña oficina en la primera planta de Ambit, enviando kits de Arnold como envíos a cubierto bajo el nombre de HQ. Ello era comprensible -el secreto y la confidencialidad tenían que mantenerse para que pudiéramos copar por sorpresa a la competencia-. Como el primero de los programas de juegos empezaba a llegar, Sally y Gill hicieron lo indecible para tratar de recuperar los equipos enviados a las casas de software reacias.

Durante esos días, Amstrad estuvo ofreciendo 50 dólares a quien encontrará una pega en el BASIC o en el sistema operativo del equipo, y es un orgullo para los diseñadores decir que no se pagó nada a nadie, y que Amstrad todavía está vendiendo la versión original de la ROM en el CPC464. A lo largo de este periodo, Karen Russell, de la oficina de diseño de Amstrad, enviaba o recibía desde Brentwood componentes, diseño y prototipos, visitando la oficina de Ambit misteriosamente al amanecer, ganándose por ello el apodo de "el hada Arnold".

El siguiente trabajo de importancia fue escribir el manual de instrucciones ¿Por qué nadie comienza el manual antes de terminar el software?) Surgieron muchas ideas en cuanto al tipo de libro que debería ser y qué tono se debería tomar con los lectores. ¿Deberla asumir que el usuario es un desconocedor absoluto de la materia (como sucede en muchos manuales) o un doctor en la ciencia del ordenador? (como hacen otros). Naturalmente, nosotros optamos, lisa y llanamente, por un manual del lenguaje que incluyera algunas secciones para el no iniciado y algunas para los programadores más avanzados. El elocuente William Poel añadió su experiencia de varios años en la edición de publicaciones y, apanado por apenado, el libro empezaba a tomar forma. Las sesiones conjuntas de corrección de pruebas durante la noche se hicieron bastante frecuentes, sustentadas con inyecciones periódicas de hamburguesas y café, todo ello proporcionado cuidadosamente por Sally.

Mientras tanto, como Roland y William estaban dedicando más de la mitad de sus 90 horas de trabajo semanales a Amstrad, estuvieron de acuerdo en dejar Ambit y seguir buscando fortuna con nosotros. Lo siguiente fue buscar un lugar apropiado. Un pequeño estudio entre los empleados de Amsoft demodstró que todos menos William (que estaba a una milla) vivían a menos de media milla de la estación de Brenwood, por lo que era obvio el lugar a elegir. Investiation of Brentwood House era tan prometedora que todo el mundo decidió dejar Tottenham y dirigirse a Brentwood (también mucho más cerca de nuestra factoría en Shoeburyness).

Hacia falta una renovación considerable, así que Keith Collins (un arquitecto frustrado) se convirtió en gerente de construcción y, junto con el resto de Amsoft, ayudó a desatascar cañerías y a mantener la fortaleza hasta que todos nos juntáramos.

Los primeros ordenadores llegaron a Inglaterra can el acabado en negro vivo (con un teclado multicolor) que todos conocemos y queremos. Fue durante este tiempo cuando Alan Sugar preguntó entre sus empleados para tratar de encontrar un buen nombre para el micro. "Arnold" fue, obviamente, una de las alternativas, y muy pocas más surgieron. Pero al final se escogió el nombre que tiene ahora, CPC464, por su universalidad.

El CPC464 ya estaba preparado para el lanzamiento, por lo que Amsoft se reorientó hacia el terreno del soporte. William y Chris organizaron la quinta planta para la confección de la revista de usuario, los catálogos de software y la documentación del producto, entre otras cosas; Keith se encargó de organizar el club de usuarios, mientras Roland reunía un pequeño ejército de ingenieros de software en la sexta planta para tomar nota de datos técnicos y para el posterior desarrollo de software distinto del de juegos. Dos de los ingenieros originales (exAmbit), Chris Honey y Chris Laing se separaron para formar Honeysoft. Gill se encargó de organizar el servicio de asistencia al cliente y el abastecimiento de software de juegos pasó a manos de Amstrad.

Llegada la primavera, el 11 de abril del 84, la prensa se reunió en el Great Hall of Westminster School junto con los tocayos de Einstein, Arquímedes, Monet, Ravel y William Shakespeare para dar fe del lanzamiento del CPC464, con el acompañamiento de una demostración de software escrita especialmente desde la «sexta planta».

La gran aceptación con que se recibió al ordenador es ahora legendaria. La celebración en The Swan (¿dónde si no?) es también legendaria. A un relato entusiasta siguió otro, y la historia de la fama internacional de Arnold y su éxito en el mundo de los micros domésticos es ahora una historia querida.


Héroes anónimos 4

Después de la excitación que produjo el lanzamiento del 464 en abril de 1984, el equipo de desarrollo se concentró en terminar el sistema de disco-que apareció puntualmente en las tiendas en octubre de ese mismo año-. Al tiempo que se desarrollaba el trabajo en torno a 464, la industria parecía apasionada con los cassettes -aunque el jefe se dio cuenta rápidamente de que los discos iban a ser elementos punteros, al comparar los diez segundos que llevó cargar desde disco el programa «La Pulga», comparado con los seis minutos que tardaba en cassette-. mecanismo que ofrecía alguna esperanza de que Amstrad consiguiera un precio mágico de 199 libras fue la oferta de Panasonic. La saga de los discos de tres pulgadas habla comenzado.

El hecho de que las unidades de tres pulgadas ofrecían mucha más seguridad que las configuraciones mas economices de 5 pulgadas fue también un factor importante en la toma de decisión. En ese tiempo, los discos de 3 1/2 pulgadas no estaban del todo reconocidos, y esa fragilidad en cuanto a posición de mercado fue un motivo de preocupación.

Pero no es estándar

Pero el precio no fue el único problema. Para un sistema de disco completo con sistema operativo y con compatibilidad total con el sistema de cassette, un precio de 199 libras era un auténtico bombazo. Se emplearon muchas horas reflexionando sobre la oportunidad de introducir discos de tres pulgadas en un mercado dominado por las unidades de 8, 5 1/4 y 3 1/2, y había tantos formatos diferentes dentro de este espectro que el uso de la palabra estándar carecía de sentido.

Sin embargo, los discos de tres pulgadas tenían la ventaja de que eran eléctricamente idénticos al estándar de 5 1/4, aunque eso era lo más que podía decirse en ese momento para inquietar al marcado de tres pulgadas y media.

Algunos observadores influyentes dieron muestras de un alto grado de Ignorancia comparando solamente capacidades. Manifestaban entonces que los discos de tres pulgadas tenían una capacidad de 250 K. mientras que los de tres y media ofrecían hasta 1 Mbyte. Bien, esa era la situación de todas las alternativas, pero los precios se habían situado fuera de los términos de referencia de Amstrad para un productos de masas. Con el PCW8256 y la erosión de costes que se produjo, todo esto salta a la luz, aunque no hay evidencia de que el profeta de las tres pulgadas y media se haya comido sus palabras.

¿Quién es el estándar ahora?

Amstrad ha vendido probablemente mas sistemas CP/M-80 que cualquier otro fabricante de micros, y por eso debe ser considerado como un estándar. Dando otros pocos meses de ventas a los enormemente exitosos PCW8256, CPC6128 y a la expansion DD1 no habrá más argumentos en contra.

Teniendo en cuenta la reacción hacia un micro domestico con un sistema de disco de bajo costo, era obvio que lo que había que hacer era incluir el disco dentro del ordenador, y extender el principio básico de Amstrad de reducir costes poniéndolo todo en un solo módulo.

Ere, supuestamente, una tarea para llevar a cabo con el mínimo de interrupciones, ya que el PCW8256 se había concebido en ese tiempo, y era el foco de mayor atención, Sin embargo, Locomotive vio la oportunidad de adaptar el Basic al sistema de disco y de añadir al mismo tiempo algunas características extras que no se incluyeron en la versión 1.0 por falta de tiempo.

El 6128 fue considerado, desde el principio, como un imposible, pero MEJ encontró eventualmente una manera de solucionarlos problemas que se plantearon al intentar añadir 64 K de RAM -Locomotive encontró la manera de hacer uso de ello y el proyecto se completó más rápidamente de lo que nadie había esperado-. El precio de las partes se vino abajo rápidamente como resultado del agitamiento que se produjo a principios del 85 con el sorprendente precio del 6128 (299 libras).

Nota: En España el modelo 6128 estuvo mucho tiempo al precio de 120.000 pesetas con monitor verde, más 30.000 pesetas más si se quería con monitor color.

Software

Mientras tanto, el software empezó a ser abundante. La tarea original de convencer a las casas de son para que probaran nuestros programas se hizo más fácil durante ese tiempo, y algunas marcas con renombre comenzaron a aparecer. «Roland in Time», fue el primer megajuego perseguido muy de cerca por la conversión de «Jet Set Willy».

La abundante documentación del sistema operativo fue un acicate para muchos programadores. El Pascal de HiSoft estuvo disponible rápidamente para demostrar lo que se podía hacer con la máquina y un sistema operativo cuando caía en manos de un programador serio,

La compañía Tasman evaluó rápidamente el potencial del sistema y produjo, en la forma de Amsword, la mejor implementación de su paquete TasWord Spectrum WP, animando a algunos especialistas a tratarlo con grandes elogios y también con algo de entusiasmo. De hecho, el éxito del AmsWord subrayó la relevancia de un procesador de textos para este tipo de domésticos y tuvo bastante influencia en la dirección de nuevos productos.

Las compañías de software que originalmente no aceptaron la oferta de Amstrad empezaron a interesarse al tiempo que leían los informes de ventas, de exportación y situación general de la empresa. Con BBC y Sinclair, cuyos mercados mostraban el comienzo de los problemas que siguieron durante 1985, un buen numero de casas de software estaban ahora tratando de mantener integra su posición en el mercado. Cada vez iba apareciendo más y mejor software, y a mediados del 85 todos los grandes estaban produciendo nuevos títulos simultáneamente en el formato del 464.

Te lo dije...

Dando muestras de una hospitalidad fuera de lo común, Amsoft organizó una conferencia para escritores de software en diciembre del 84 para estimular y para proporcionar información general, insinuando que el esfuerzo que se hiciera en el desarrollo software para CP/M no quedaría sin recompensa.

A pesar de eso, la introducción del 6128 y del 8256 parecía haber cogido a la mayoría de la gente en el limbo, y el innovador software de CP/M con el soporte gráfico de GSX proviene ahora de uno o dos sitios solamente-sobre todo de Ian Seagle de Software Technology-.

Parece incuestionable la fe que la gente de Amstrad tiene para con su producto. La ruptura y debacle general del mercado de micros domésticos provoca, en aquellas que no están próximos al producto, suspicacias y una actitud cauta sise pretende involucrarlos activamente. Quizás el dinamismo de Amstrad en mercados volátiles hace que la gente se muestre cautelosa de que Amstrad pudiera desaparecer cuando las cosas fueran mal, pero lo que ellos no aprecian correctamente es que la calidad de la oposición en el mercado de ordenadores no era tan alta como en el mercado electrónico, que forma la columna de la experiencia de Amstrad.

Para Amstrad, competir fue como pescar en un barril. La competencia ayudo generosamente al esfuerzo general de la compañía con sus continuos tropiezos, que se traducían en precios erróneos, tácticas de crecimiento lento y una falta general de perspicacia en los negocios que fue el resultado de dos años previos de adulación por parte de los medios de difusión.

Contrariamente a la creencia popular, ni una institución ni el amparo de la BBC fueron garantía de invencibilidad una vez que el muchacho de Hackney olfateó el triunfo. Este hecho produjo algo de confusión y sorpresa en el mercado de valores. lo cual vino a demostrar que todas las compañías fabricantes no estaban en un buen momento. No eran tiempos de ofrecer grandes dividendos, así que Amstrad estableció los suyos alrededor de los 85 peniques hasta hace muy poco.

Sin embargo, todo ello significa que Amstrad parece capaz de producir nuevos ordenadores antes de que lan Sinclair pudiera escribir sobre ellos, y eso quiere decir algo.


De nuevo en el hardware

El 6128 fue, preferentemente, una labor de fondo, mientras que los mayores esfuerzos se están empleando en el PCW8256. Este comenzó con la pantalla al final, pero por razones de diseño y tecnología, se eligió una postura mas convencional. A pesar de todo, el principio básico de meter todo lo posible en el modulo de la pantalla se mantuvo, y las grandes ventajas de su formato de 90 por 32 aún provocan las quejas de los comercializadores de PCs, ya que el público acepta gozosamente la oferta de Amstrad en su justo valor y utilidad, en lugar de los compatibles IBM, que son costosos y poco potentes, y tienen pantallas con una capacidad de un 40 % menor.

El colapso de precios de los componentes provocó la adopción de técnicas «todo RAM», y aunque se habla considerado como posibles otras opciones en caso de que la RAM de 256 K no bajara de precio de forma ostensible, no fueron necesarias, En consecuencia, los 112 K de disco RAM es una de las características mas útiles del sistema, ya que permite que los programas en CP/M simplemente "estén" y no se gasta tiempo en procesos de carga adicionales.

MEJ Electronics empleo la mayor parte de su tiempo desarrollando las matrices de puertas lógicas y, una vez más, en realizar un planning de trabajo. En vista de la manera en que se desarrollaba el software para controlar el hardware, era esencial para Locomotive tener una ejemplo practico tan pronto como fuera posible de forma que se desarrolló un complejo sistema de simulación, más aún que el del 464, ya que esta vi rabia que utilizar menos circuitos integrados, y no había componentes como el controlador de pantalla 6845. LocoScript pasó varios cientos de fases de desarrollo. Como se tra taba de un producto complejo y totalmente integrado, cualquier alteración, por pequeña que fuera, requería una recopilación completa del código fuente. Pero con su usual atención a los detalles y a la calidad, la versión 1.0 se hizo realidad y demostró ser mucho más sofisticada y capaz de lo que nadie hubiera esperado, dado el plazo de tiempo relativamente corto de que se dispuso. Y en caso de que usted se lo pregunte, LocoScript no fue el primer nombre elegido, ya que se desecharon muchos otros igualmente buenos y descriptivos. Piense usted que WordStar tampoco fue muy original, ¿no es cierto?
«»



Si tienes más, ya sabes donde mandármelas:


volver

Indice | Recuerdos | Musicas | Packs | Top Games | Revisiones | Articulos | Utilidades | Revistas | Enlaces

 reviews rss Noticias por RSS | Reviews por RSS  reviews rss
Diseño web: Pclandia - Ni muy hecho ni poco | Nota legal | Contacto 
Press Play Then Any Key 2001-2017 ©